849-207-9084 citas@dracontreras.com

Estar “en forma” y así alcanzar el cometido? Pero…¿de verdad, la única técnica para conseguirlo es someterse a una dieta estricta? Si bien es cierto que con este tipo de dietas se pierde peso, mucho más cierto es, que si no se hacen cambios de hábitos saludables, con la misma facilidad con que se adelgazó, se recupera el peso. Con una dieta balanceada y con las calorías adecuadas según la edad y el peso a perder, podemos lograr bajar de peso, sin tener que recurrir a dietas muy hipocalóricas, extremas y que a la larga pueden hacer daño tanto físico como psicológico.

No se recomienda utilizar una dieta en la que se consuman menos de 800 kilocalorías (kcal) por día por más de 12 semanas. Según la Sociedad Argentina de Nutrición las personas que adoptan una dieta de esta clase deben contar con supervisión médica, ya que estos regímenes tan estrictos al usarse por períodos prolongados pueden afectar la salud ocasionando en el organismo trastornos de conducta alimentaria, arritmias cardíacas, pérdida de músculo, entre otras complicaciones. Además de los riesgos para la salud, se debe tener en cuenta que, cuando se hace una dieta de bajas calorías y luego se abandona, se puede subir de peso por encima de lo que había logrado bajar.

Así que, más que hacer una dieta estricta, usted necesita hacer cambios de hábitos si quiere adelgazar.  Hacer de su alimentación y su actividad física un nuevo estilo de vida; y estos cambios de hábitos deben ser permanentes si a la larga quiere mantener su peso.

Recomiendo hacer pequeños cambios que puedan ser sostenibles en el tiempo, antes que grandes cambios que sólo nos duren varios días. Algunos ejemplos:

  • ü  Decida disminuir las porciones de los alimentos en vez de eliminar cierto alimento.  Ej. Si se come  dos lonjas de pan en el desayuno; empiece a comerse una. Tal vez no sea mucho, pero una lonja de pan blanco de 30 gramos tiene aproximadamente 80 kcal en 1 semana serán 560 kcal menos, en un mes 2,240 kcal no ingeridas. Y si eso es sólo en el desayuno imagínese cuántas calorías menos puedes lograr disminuyendo las porciones del almuerzo y de la cena.
  • ü  Cambie la leche entera por semidescremada o descremada.
  • ü  Ejercítese y hágalo un paso a la vez. En vez de determinar que iniciará a caminar 1 hora diaria, inicie con 15 minutos durante  1 semana y luego llévelo a 30 minutos la próxima semana hasta lograr hacer 1 hora completa la tercera semana.
  • ü  Incluya 2 meriendas al día.Es básico para perder peso y mantener un metabolismo activo hacer 5 comidas al día y no tardar más de 4 horas entre una comida y otra. Puede programar ingerir una porción de frutas  o 1 vaso de yogurt a media mañana y a media tarde.

Tal vez  con estos pequeños cambios no vea resultados mágicos pero le garantizo que al cabo de un mes empezará  a sentirse más ligero, con menos peso. Podrá ir aumentando el tiempo para hacer ejercicios y lo mejor que no le habrá costado tanto, porque no ha hecho un cambio radical, sino paso a paso. Un elefante se come un mordisco a la vez.

Y claro que puede pasar un tiempo antes de que pueda convertir sus hábitos malsanos en hábitos nuevos y saludables. Recuerde que  formar sus hábitos le tomó un tiempo y puede tomarle simplemente el mismo tiempo cambiarlos. ¡No se rinda!

Si vuelve a caer en un viejo hábito, piense en qué le motivó a dejar ese hábito y trate otra vez de reemplazarlo con uno nuevo. ¡Manténgase enfocado en su meta y siga intentándolo hasta que lo logre!¡Usted puede!

Hola, estamos para servirte
Enviar via WhatsApp